Desde el 25 de septiembre al 03 de noviembre, estamos todos invitados a orar para defender la vida. En Chile y muchos países más.

“40 Días por la Vida” es un movimiento pro vida con la visión de acceder al poder de Dios mediante la oración, el ayuno, la vigilia pacífica y la integración comunitaria para acabar con el aborto.

Su misión es reunir el cuerpo de Cristo en un espíritu de unidad durante dos campañas al año de 40 días, con el propósito de arrepentirse y buscar el favor de Dios, para cambiar los corazones y las mentes de una cultura de muerte hacia una cultura de la vida, poniendo así fin al aborto.

La campaña se basa en tres componentes principales:

(1) La oración y el ayuno: Por ser la manera que Jesús indica para sacar a los demonios.

(2) Vigilia pacífica: Para dar testimonio público del crimen del aborto, para dar esperanza a las mujeres que atraviesan por una crisis en el embarazo e incluso para mostrar la misericordia de Dios a una mujer u hombre que lo buscan arrepentidos por haber cometido un aborto en su pasado.

(3) Alcance comunitario: llevando un mensaje pro vida optimista a cada rincón de nuestra ciudad, mediante esfuerzos de los medios, la iglesia, escuelas y la visibilidad pública.

 

¿Por qué 40 días?

Dios ha usado el período de 40 días a lo largo de la historia para llevar a cabo una gran transformación…

Noé experimentó una transformación durante 40 días de lluvia
Moisés fue transformado en sus 40 días en el Monte Sinaí
David fue transformado durante el reto de 40 días contra Goliat
Elías fue transformado cuando Dios le dio 40 días de resistencia con una única comida
Nínive se transformó cuando Dios dio a la ciudad 40 días para permanecer fieles
Jesús transformó al mundo después de sus 40 días en el desierto
Los discípulos se transformaron después de pasar 40 días con Jesús luego de Su resurrección

La campaña 40 Días por la Vida, que comenzó en Estados Unidos en 2004, se ha extendido por América Latina y ya está dando frutos y testimonios de madres e hijos salvados de las garras del aborto. México y Colombia son pioneros en la campaña y ya muchos países europeos y americanos se están sumando, entre ellos, el nuestro, Chile.